Trabajar en la nube: cómo funcionan los Servidores Cloud para empresas

Trabajar en la nube es una opción cómoda y flexible, ya que te permite tener todos tus archivos en un servidor virtual al que accedes vía Internet. Esto hace posible no solo liberar espacio en tus dispositivos, sino acceder a tus datos desde cualquier lugar.

Pero el verdadero valor del Cloud Computing o computación en la nube es el trabajo colaborativo. Como varias personas se pueden conectar a los mismos proyectos y trabajar simultáneamente en su desarrollo, trabajar en la nube comienza a ser la mejor opción para las empresas.

¿Qué significa trabajar en la nube?

Trabajar en la nube es utilizar datos, programas y aplicaciones no instaladas físicamente en tus dispositivos. De esta forma, se puede ser productivo desde cualquier lugar, teniendo acceso a la información actualizada en todo momento.

Para ello, utilizamos Servidores Cloud adaptados a cada empresa, donde los usuarios inician sesión y pueden mantener toda la información centralizada, actualizada, compartida entre todos los compañeros y de forma segura. Desde estos servidores Cloud podemos conectar a su vez, con otros servicios Cloud hospedados en otras nubes como pueden ser Microsoft, Amazon, Google, etc

¿Qué ventajas tiene trabajar en la nube?

Los beneficios de usar un Servidor Cloud o Servidor en la Nube, con los documentos de tu empresa y tus aplicaciones son muchos, desde el ahorro económico, pasando por su escalabilidad y productividad, hasta la máxima seguridad y movilidad que te ofrecen:

  • Ahorro económico: ahorra en costes de adquisición de servidores, mantenimiento, electricidad, licencias, software, climatización … Como solo se paga por lo que realmente necesitas y el mantenimiento corre a expensas de NC SYSTEMS, trabajar en la nube supone un gran ahorro de dinero, esfuerzo y tiempo.
    • No hay inversión. Tener un servidor en local supone invertir en un espacio acondicionado, a la temperatura correcta, con personal dedicado al mantenimiento, la gestión de backups… Con los servidores Cloud, todo esto desaparece porque no hay coste de alta, ni de compra de sistema operativo, ni de compra de equipo, ni de ningún otro tipo. Se paga solo por uso, y el pago incluye el alquiler del Servidor Cloud, su mantenimiento, el ancho de banda de conectividad… todo está incluido en una cuota reducida.
    • Además, los requerimientos técnicos de los ordenadores que se conectan al servidor Cloud son muy bajos, por lo que no tienes que invertir en equipos caros y con muchas prestaciones para tus empleados. La recomendación es utilizar equipos muy básicos tipo thin clients, barebones o mini PC, lo que supone claramente un ahorro importante para tu negocio en la adquisición de nuevos equipos y en la factura de la luz, ya que estos equipos recomendados tienen un consumo mínimo de electricidad.
  • Disponibilidad y Productividad: tus servidores estarán operativos 24 horas/365 días al año con la máxima velocidad de acceso y el mejor soporte por parte de nuestros ingenieros. Las actualizaciones de las aplicaciones empleadas son automáticas y continuas, por lo que es transparente para el usuario que trabaja en la nube.
  • Escalabilidad: nos adaptamos al crecimiento de tu negocio, pagas solo por los recursos que utilizas en tu servidor cloud en ese momento. Si tu empresa requiere más espacio, capacidad de cómputo o acceso, se puede contratar sobre la marcha con NC SYSTEMS.
  • Movilidad: accede a todos los documentos de tu empresa y a tus aplicaciones desde cualquier sitio y dispositivo, a cualquier hora de la forma más segura.
  • Usabilidad: los servicios en la nube se adaptan a tus necesidades de forma rápida y sencilla. No son necesarios largos tutoriales ni una formación complicada para los empleados.
  • Información compartida: el hecho de trabajar en la nube hace posible que tus usuarios compartan los mismos recursos e información, trabajando de forma simultánea sobre una versión única y actualizada de tus datos. Trabajar en la nube garantiza la sincronización de la información en tiempo real, esto permite trabajar siempre con la última versión de cualquier recurso compartido.
  • Seguridad: La información nunca se pierde, pues NC SYSTEMS se encarga de realizar copias de seguridad continuamente. De ocurrir un fallo en el sistema, el usuario no pierde ningún dato. Los servidores están en un lugar muy seguro y con todas las garantías. Nuestros Centros de Datos de alto rendimiento cuentan con la más avanzada infraestructura tecnológica, cumpliendo con todos los requisitos de seguridad y privacidad:
    • ISO 27001: Certificación y SGSI relativos a la gestión de la seguridad de la información para los servicios cloud según la Norma ISO/IEC 27001:2013.
    • ISO 27017: Certificación relativa al control de la seguridad de la información para servicios cloud según la Norma ISO/IEC 27017:2015.
    • Se basan en las normas ISO 27002 y ISO 27005 para la gestión de la seguridad y la evaluación del riesgo y procedimientos relacionados.
    • ISO 27018: Código de buenas prácticas para la protección de información personal en los servicios cloud según la Norma ISO/IEC 27018:2014.
    • ISO 27701: Certificación y SGIP relativos a la gestión de la seguridad del tratamiento de datos personales según la Norma ISO/IEC 27701:2019.
    • RGPD: Cumplimiento del Reglamento de la UE 2016/679 relativo a la Protección General de Datos (RGPD).
    • PCI-DSS: Certificación PCI DSS para el alojamiento de datos bancarios.
    • Datos de carácter sanitario en Europa: Certificación HDS (Datos de Salud) y Conformidad para el alojamiento de datos de carácter sanitario de ciudadanos europeos.

¿Cómo trabajar en la nube de forma segura?

El trabajo en la nube implica que la información sensible de tu empresa no está almacenada en tus propios servidores, pero eso no significa que no se maneje de forma segura. Para garantizar la seguridad, en NC SYSTEMS seguimos las siguientes normas:

  • Contar con un servicio de almacenamiento de confianza: garantizamos la protección de tus datos. Todos nuestros servidores Cloud incluyen un backup completo diario cifrado y están replicados en un segundo Centro de Datos.
  • Elegir contraseñas adecuadas: aunque parece algo poco relevante, la mayoría de los problemas de seguridad nacen de contraseñas débiles.
  • Autenticación multifactor para fortalecer los inicios de sesión de los usuarios en el Cloud. Igual que los bancos, además de acceder con tu usuario y contraseña se te pedirá verificar tu identidad en tu móvil.
  • Servidores cifrados: la información permanece cifrada de tal forma que solo puede recuperarse con los usuarios de tu empresa que tengan permisos para ello.
  • Firewalls de última generación: nadie podrá acceder a tu servidor, ya que se indica en la configuración quien, cómo y desde donde puede acceder.
  • Protegemos la conectividad a Internet frente a ataques masivos de denegación de servicio con sistemas antiDDoS y sistema anti-intrusos IDS/IPS.
  • Protección avanzada contra el malware tradicional, ransomware avanzado y posibles brechas de datos incluido en todas nuestras soluciones Cloud.
  • Copias de seguridad: no volverás a preocuparte por hacer copias de seguridad, ya que se realizan automáticamente cada día, semana y mes. Lo que permite restaurar una copia del día que necesites.

Beneficios “claves” de trabajar en la nube para el teletrabajo

Entre los muchos beneficios del Cloud Computing se encuentran los siguientes:

  • Aumento de la productividad. En lugar de cumplir un horario, el trabajo se enfoca al cumplimiento de objetivos.
  • Mejor control y coordinación de actividades. Todas las comunicaciones se realizan a través de los sistemas de gestión integrados en la nube, lo que permite tener una traza de todas las tareas.
  • Optimización del flujo de información. Las comunicaciones de empresa se tornan concisas, directas y ágiles.
  • Aumento de la eficiencia en las reuniones. Al ser puntuales y realmente colaborativas, se logra corregir el trabajo en tiempo real. Además, estas reuniones pueden ser grabadas y almacenadas en la nube para que otras personas tengan acceso a ellas en diferido.
  • Aumento de la rentabilidad. A todas las ventajas anteriores se suma un menor tiempo de oficina, así como menos costos de operación y materiales, con lo que la rentabilidad se incrementa.

¿Es el Cloud Computing inevitable para todas las empresas en el futuro?

Dadas las perspectivas actuales referentes al teletrabajo y al distanciamiento social, algo que se veía como una tendencia tanto en las grandes empresas como en las pymes se ha convertido ahora en una realidad inmediata.

Con sus datos almacenados en la nube, muchas compañías pueden promover el teletrabajo lo cual, independientemente de la situación de pandemia que hemos vivido recientemente, es una excelente opción que en muchos casos no solo beneficia a las empresas, sino a sus trabajadores.

Además de permitir una mejor distribución del tiempo entre la jornada laboral y la vida personal y familiar, el Cloud Computing reduce el tiempo que se pasa en la oficina sin hacer nada, así como los costes, y otorga a las empresas una mayor flexibilidad de la plantilla. Todo esto revierte en una mayor productividad y eficiencia.

Trabajar en la nube ya no es el futuro, se ha convertido en el presente gracias a las necesidades de manejo rápido y eficaz de la información y a la transformación digital de las empresas para adaptarse a las necesidades del mercado.